Manifiesto.

Mi padre es el sol, mi madre la luna.
Mi hermano es el viento y el planeta tierra mi cuna.
Mis únicos hijos son las frases que me invento
y mi mayor regalo es vivir este momento,
en el que siento que callar es un pecado capital,
en la capital del pecado me quieren decapitar
y aunque quisiera criar a mis hijos en un cuento de hadas
sé que el mundo se acaba y no les quedara nada.
Serán ratas, sí la cloaca les maltratará,
la ciudad clavara su aguja y nadie aplacará
el odio que les empuja, no abra nada solo brujas.
Mientras los niños ricos viajarán en su burbuja
de lujo, de arrogancia infalible,
yo vengo de un lugar donde decían que triunfar era imposible.
Nach otro juglar en la jungla jugando a ser libre.
Nach otro juglar jugando a juzgar al que juzga impasible.
Y esos mc’s tan increíbles cuando escriben
no, no hacen ciencia, no describen lo que viven.
Solo calcan actitudes de alguien que quieren ser,
mientras mi mente representa poder como Uri Geller.
Capaz de ver el castigo, en la traición de un amigo.
Os digo que hay fuera hijos de puta solo miran su ombligo,
bordes que corren sobre un borde constantemente,
haciendo que engorden sus cuentas corrientes.
Poniendo su mueca más seria e indiferente,
al ver que el indigente sangra su miseria en la acera de enfrente.
Ya no me asombro de ver a los mismos
revolviendo escombros, les veo llevar su orgullo a hombros.
Luchando contra el sistema que os corrompe
viendo que idiotas sin nombre solo hablan mierda y se esconden.
En la calle donde niños de ojos rojos fuman verde en callejones
siempre metiéndose en marrones,
su materia gris en blanco un futuro negro augura
mientras la lluvia purpura ahoga sus ilusiones.
Yo me mire al espejo con los ojos de quien me odia,
y me sentí eufórico porque todo es psicológico.
En este zoológico de buitres y camellos,
de perros hambrientos esperando el momento de morder mi cuello.
Pero no por ello callo, ni me rayo, ni huyo,
el murmullo de un listillo no me destruyó.
Solo me instruyo en lo cierto,
como que la ciencia demuestra que Dios ha muerto
cierto como el fuego abierto en Gaza y Cisjordania
cierto como ver mi fe moviendo tu montaña sacándola de España.
Aquí es donde está mi reino,
yo también quiero un trono y ¿quién no?
Tus hijos no van a clases porque escuchan rap,
no hay porque preocuparse tus hijos escuchan rap porque tienen clase.
Hacen suyo nuestro ardor se burlan de lo snob
no son robots, victimas del complot de la super pop
y toda esa mierda fashion victim.
Niñatas que mañana mataran por hacerse un lifting.
Esa es la educación que dais me desespera,
lo plasmo en un papel o me lo tomo con humor como Dave Chappelle.
Chapé más de una boca aunque callar también es gratis,
en la ciudad muchos me ven como a un illuminati.
Con otros mi relación es la de un yankee y un iraquí,
la vida es así, y yo hasta el fin tranqui
tú con tranquimazin como boleros de machín, triste,
tu destino es el que tu elegiste.
Y puestos a reflexionar sobre la vida menos mal
¡mira! Mira al final es para todos igual.
Es el ciclo vital de un hombre
la muerte como cima y cumbre, y no hay milagros
Siento que el camino es largo,
con el corazón de piedra me visto y salgo,
cabalgo otro día más entre guepardos y comadrejas
y aunque me diga mi vieja que no hay queja
yo también quiero un chalet de lujo en la moraleja
y conducir un Cadillac pero soy feliz con este anorak Panama Jack
sin más hándicap que subirme a un track
y escupir mis realidades.
Para ti son debilidades para mí sensibilidades.
Me llenan, fiel a mi lema,
ganar dinero del sistema haciendo música contra el sistema.
Sin más armas que mis dientes mi voz es un kalashnikov,

un cóctel molotov desde el altavoz potente.
Con el líquido al ignorante, lo liquido intelectualmente,
la fuerza bruta me repugna se la dejo al nazi
o al cani que resuelve cualquier pugna de la forma fácil.
Te queda claro yo vengo sin un plan
soy un poeta hecho soldado,
y solo sé que la mezcla es napalm.
Tú sueñas con ser don juan, derrochar champagne,
yo prefiero ver a quien no tiene y darle pan, man.
Soñador y dramaturgo, zurdo,
prestidigitador del sentido absurdo
de la vida, la mía melancólica,
dicen que única, condenado a asumir que soy persona publica
y mi rubrica en pedazos.
Soy más de abrazos que de autógrafos,
más de párrafos que de fotógrafos
y aunque los tortazos de la vida, este es mi elixir,
existir es sentir, aquí sentir es escribir
y sé que el único secreto es que no hay secretos
solo respeto por el rap antes de usar un chándal Ecko.
Yo tengo coleguis que te follan si improvisan,
aunque vistan levis y camisa,
conocen cada grupo, cada skit,
desde antes del rap in Madrid
y tú no sabes ni quien es Madlib.
Keep it real es la premisa,
aunque keep it real contigo mismo quizá sea más precisa.
Pisa las huellas de este nómada nada me doma,
si nada perdona el fallo, en babilón marchare a Zion,
aunque nadie me recuerde,
ni esta ciudad que muerde y devora el verde.
Suburbia y sus horizontes, edificios mastodontes,
devoran los prados, los parques, los montes
y ¿qué nos queda? charcos de asfalto, infartos.
Demasiado barullo en este trullo,
salto y me escabullo, huyo entre la masa anónima,
esos que se tragan su orgullo para después cobrar la nómina.
No hay droga más dura para mí que un escenario,
ni hay meteoritos que extingan al dinosaurio.
Me refiero al que suscribe, al que escribe,
al que revive cada noche en tu reproductor de audio.
Tu ghetto blaster tras tanto mensaje gánster,
tanto lastre quien se fía, si al rap solo le guía,
la fría filosofía de vivir al día.
R de revolución, A de actitud P de poesía.
Xenofilia esa es mi ciencia,
significa lo que implica: amor por la diferencia.
Amor que nos tortura, porque amar es la mayor locura.
A no ser que se ame con locura, son mis dudas que supuran
porque nada duran, quisiera parar el tiempo como Hiro Nakamura.
Pero ¿qué más da mi arruga si mi entrega es ciega?
Si el universo es la canica con la que alguien juega.
Todo nos llega en su momento y no lo entiendo,
tantos años invirtiendo hasta que sientes que te estas muriendo,
y no el mañana no es certero, etéreo, misterio, en serio sal de tu agujero.
Yo tecleo reo en este coliseo de politiqueo,
rappers de tebeo y tiroteos de fogueo.
No poseo la verdad aunque la persigo, eso creo.
Lo importante es estar vivo de deseo,
carnal, espiritual da igual cada cual en su propio ritual.
Meditar para mí es vital, echarle dinamita a cada frase,
para dártelas, que tú se las regales luego al facha de tu clase.
Puede que mi vida nunca os interese
no está dirigida por Martin Scorsese.
Pero casi voy volando entre edificios como un Yamakasi,
así lo hago fácil como Brasil,
y solo ante el papel puedo eliminar tensión,
el me entiende y no me cobra 80 euros por sesión.
El mensaje y no la fama es mi bagaje trepa,
písame cuando subas, te cazare pa’ cuando bajes trepa,
hasta la cimas de mis sueños podrás verlo,
mis sueños son mentiras que algún día dejaran de serlo.
Del verbo me llaman vástago, basta con alzar el micro al cielo
y caen relámpagos en tímpanos, míralos,
somos furia sobre un bumb clap,
hijos de la catástrofe, apóstoles de la verdad.
Rap como entretenimiento que agita el pensamiento
así alimento a la generación Nintendo,
porque si esta es tu droga vamos yo te invito a un gramo,
proclamo el horror de ser furor en tu hipotálamo.
Mientras derramo profecías,
mercader de la esperanza y se abalanzan sobre mi como a un mesías,
pero no hay mejor profesor que el error,
ni más dulzura que el que sufre y luego cura su dolor.
Y así he vivido en estos tiempos líquidos, insípidos,
sin tener miedo del miedo de no rapear lo típico,
no es anecdótico te soy sincero,
hago público un cuaderno con mi infierno interno para conmoveros.
Y si este enero me disloca me relajo y canto
Soma produce rocas y yo después las lanzo
claro que sí paso de genesi, ron con seven up y brindo,
por el HIP-HOP y el homenaje que aquí rindo,
al lindo frenesí de la escritura.
Lo captas almas en miniatura
no son aptas pa esta asignatura
y aquí nada en disparate
tú no eres mc, maniquí de escaparate con tu pose de magnate,
que pretendes si así vendes tú ridículo,
aquí solo el trabajo duro y los testículos dan títulos,
pobre diablo se cree un dios entre los dioses,
y tan solo es otro potro en el establo dando coces.

Pides a voces gloria y no te la mereces,
yo asumo el drama de mi fama y vivo entre sus estrecheces.
No lo planee, solo volé como Tracy McGrady,
hice del rap mi personal brain training.
ejercicio mental al filo, afilo mi estilo,
compitiendo con la imagen del espejo en el que miro.

Cautivo de un tictac que me atonta,

mi único hábitat un compact.
Que te voy a contar chaval,

que por ir de underground no eres más original
y no por ser de universal voy a sonar comercial.
No tenéis ni puta idea a vuestra verborrea es cínica,
faltándole al respeto a militantes de mi métrica,
aquí y en Latinoamérica en todo el planeta tierra
mi rap será, mi rap será la luz tras las tinieblas
mi rap será la luz tras las tinieblas.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s