Los Ojos de Martin – Santiago Insane.

Calla.
Nada reclaman las ojeras.
Sana.
Tómate un momento y respira.
Hadas,
Sonríen vuelan y giran.
Para.
No siempre un alma nos espera.

Cuando se canta con el alma no existen fronteras.
Interpretas sombras aves de madrugada cantan.
Rusieñor muerto, rosa mañanera fuera,
El estudiante la recoge y su amada lo descarta.
El valor monetario de las cosas decae
Con el tiempo de viejos solo querremos cariño.

Odiseo nos quedo pequeño,
De la cuna a la tumba, con un café me quito los sueños.
Riño, con unos ojos y una sonrisa
Que me alegran lo que quedaba del dia de ayer.
Admiro artistas pero mas admiro a mi madre,
Respeto la perseverancia de esa gran mujer.
Solo el tiempo teñirá mis cabellos
Y será en contraste con mi piel.
Resta 10 años de cigarro, 10 de licor,
10 de mala vida y otros años dejados en el papel.
Complejos, pensamientos autodestructivos,
Ya ni lo intento no, no.
Dejaré un tiempo, de perder el tiempo,
Para ser más exactos mi tiempo.
Sintiendo demasiado, mostrando poco.
Fantaseando mucho, no me olvides tan pronto.
Cada día una nueva misión, misión-misión,
Sentimientos en reconstrucción.
Al parecer solo tengo éxito en el fracaso,
Besos vicios y vasos,
Dolor errante en pasos,
Lágrimas de un payaso,
Solo vago divagando bajo un cielo raso
No me hagas caso.
Lo único que nunca se fue es lo que nunca vino,
Y tal vez no lo sabes.
Algo transmiten los ojos de un felino,
Algo revela el vuelo de las aves.
Lo único que nunca se fue es lo que nunca vino,
Y tal vez no lo sabes.
Algo transmiten los ojos de un felino,
Historias me cuenta el vuelo de las aves.
Momentos sin final ni comienzo.
Shh.
Alguien te quiere contemplándote en silencio.
Te cuento un cuento si deseas,
No es mio,
Me propuse memorizármelo de tarea.
Todo siempre depende de algo,
Si el negro se queda con la chica linda
Depende de la película.
Se me fue un verso
Porque me distraje
Y otro nació por
La misma causa ridícula.
Techo madrugada y un cigarro,
De nuevo decaigo en el viejo vicio
De no dormir por varios días.
Querida la poesía no siempre es bella,
Y eso no significa que deja de ser poesía.
Desviste universos,
Devuélveme mis libros,
El perro olvidó el hueso,
Su escondite y el peligro.
Estás demasiado tenso me dijo,
Falta equilibrio.
Lengua presa de lo dicho,
Imaginación sin presidios.
Respuestas sin preguntas estorban.
No aceptes obras.
Olvidaras a los que hoy nombras.
Vas tras una procesión
Y una soledad tan concurrida,
Dividida en colores, tamaños y promesas.
Salidas no encuentras,
Caídas, las vidas en venta
La mía exenta.
Pierdes dobles y ni siquiera intentas,
Soy libre de alma y preso de cuentas.
Ves que las cosas no van bien
Y se conserva la sonrisa.
Sienta te te invito un café, unos cigarros
Y veamos a la gente pasar deprisa.
Contemplando sus relojes caros
Y abrazando sus carteras de marcas.
No soy maleducado, solo me aburro
Y comienzo a silbar cuando algo no me importa.

O cuando me siento bien también. No solo cuando algo me aburre.
Todo siempre depende de algo y aquí se aplica el siempre.
Si te hace sentir mejor, nadie ha sido un ejemplar,
Encajo en varios lugares ninguno me agrada.
Sueño escaso o excesivo,
No termino medio,
La última salida resulta que era la única entrada.
Si te hace sentir mejor, nadie ha sido un ejemplar,
Encajo en varios lugares ninguno me agrada.
Sueño escaso o excesivo,
No existe termino medio,
La última salida era la única entrada.

Un comentario sobre “Los Ojos de Martin – Santiago Insane.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s