Quisiera saber…

Siéntate.
Quiero que escuches todas las cosas que tengo que decir.
Quiero que escuches mis excusas y otra vez creas en mí.
Me duele saber que voy a fallar otra vez.
Me duele saber que no soy nadie para ti.
Me duele prometerte un cielo si del infierno no puedo salir.
Seré quién tú quieras que sea mujer, tu plomero, tú chef, tú chófer.
Sólo de vez en cuando dame unos días para mí.
Para ser aplastado por mi depresión, en una canción,
un verso, un acorde, en el reflejo de un espejo deforme,
donde no veo al monstruo que una vez fui. En quien me convertí.
Quisiera saber porque me siento así.
Me dicen que me lo invento, que solo son cuentos,
historias, por mi trayectoria y piensan que quiero volver a consumir.
La única droga que necesito la llamo tus ojos, están rojos,
te hice llorar otra vez, te hice sufrir.
Quiero esnifarte el pelo, fumarme tus labios, beber tu saliva, alucinar viéndote reír.
Quisiera saber porque me siento así.
Porque desde que era un muchacho ya era un borracho,
un enfermo, espeso, un mamarracho que siempre busca destruir:
su cuerpo, su alma, su mente, su espíritu, y que desea dejar de existir.
Dejar de vivir.
Sentarme en un banco bajo el sol, sentir el calor hasta ver la dama de gris.
Dejar que me abrace, me haga el amor y me arrastre
hasta que el cosmos me convierta en polvo,
y mi carne cruda sea devorada por los gusanos o algún reptil.
Quisiera saber porque me siento así.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s