Un fin de semana más (2).

Metío su mano en el bolsillo y saco un arma. Una pistola. Estaba cargada y por el olor, había sido disparada recientemente. Sorió. <>. Puso el arma en su sien, tiro del gatillo y en una milésima de segundo, el proyectil atravesó el cráneo de Manuel, dejando que la sangre formara una nebulosa roja en el aire y luego una figura de arte abstracto, teniendo al asfalto como lienzo.

Confesión.

Hoy sentí la tentación de darte mi confesiónde que estoy a punto de cometer un asesinato.Mataré mis sentimientos y mi corazón "por traicionar a la razón", ese será mi alegato. Hoy camino haciendo funambulismo,por la cuerda floja que tu llamas vida.El ilusionismo de no mirar hacia el abismo,cuando tu mirada está roja, triste y raída. … Sigue leyendo Confesión.

Un fin de semana más.

«Hola, mi nombre es Daniela Barrios. Creo ser única y diferente. Mi banda favorita es “ArcticMonkeys”, aunque solo conozco "Do I wanna know?". Amo leer, a pesar de que el único libro que haya leído en mi vida haya sido “Bajo la misma estrella” y la base de mi autoaceptación se sustenta en las interacciones que recibo en las redes sociales, donde mis amistades y yo competimos por el premio de quién pone la frase filosófica más profunda, acompañada de la imagen más provocativa de nuestros cuerpos.».

Piedra, papel, tijeras.

Cuando dos personas se separan siempre queda la duda de ¿quién se queda con qué y porqué? Todo sería muy fácil de decidir si simplemente se jugara al piedra, papel y tijeras, ¿lo habías pensado? -¿Quién se lleva la arrocera? -¡Yo la quiero! -¡Yo también! -Piedra, papel, tijeras, un, dos, tres... -¿Quién se lleva el … Sigue leyendo Piedra, papel, tijeras.

Soy.

Soy el beso que te dió tu madre al nacer. Soy la mirada de tu padre, cuando al fin te pudo ver. Soy la caricia de tu abuela, el cariño de tus tíos, de tus primos. Soy aquel amigo de la escuela que un día dejó de ser amigo. Soy tu profesor que creyó en … Sigue leyendo Soy.

Cualquiera.

Cualquiera que sea el siguiente que pueda disfrutar de las bondades de tu amor, no sabe lo afortunado que es. ¿Y yo? Bueno, yo me quedaré en ese rincón, con lágrimas en los ojos, pero una sonrisa en los labios, porque por fin vas a encontrar a alguien que te haga feliz y sepa valorarte … Sigue leyendo Cualquiera.