Cada día.

Cada día un poco más loco. Cada día alumbra menos mi foco.

Cada día quema más mi pecho y destruyo más rápido todo lo que toco.

Cada día me siento más tonto. Cada día me hago más el sordo.

Cada día más desadaptado, cada día me niego a estar a bordo.